Todo lo que debes saber antes de cocinar con cannabis

Lo de hoy es aplicar el uso de la hierba en tu día a día. Deja de lado todas esas creencias en las que aseguran que los consumidores de marihuana son seres sin futuro, que sólo piensan en el relajo y que prefieren estar pachecos. La realidad es que la hierba funciona para algo más que sólo entretenimiento y la prueba está en que puedes cocinar con cannabis. Sí, tal vez tengas miedo de tener una sobredosis o que te dé el payaso o la pálida, pero tranqui, las cosas no van pos ahí.

Sativa, índica e híbrido

La sativa y la índica son dos de las tres especies de cannabis más conocidas. La tercera es la ruderalis, pero es menos consumida por su baja potencia de THC. La sativa se desarrolla en el clima cálido, en plantas altas con hojas delgadas. Sus fines médicos ayudan a combatir dolores crónicos y depresión gracias a su alto potencial cerebral y energético.

En el caso de la índica, se desarrolla en clima más frío, en plantas cortas con hojas densas. Brinda gran nivel de relajación y calma náuseas, ansiedad y dolor agudo.

La híbrido es la mezcla entre sativa e índica. Por lo tanto, dependiendo de lo que estés buscando, será el tipo de cannabis que debas elegir. Cuánta dosis usar, los posibles efectos y el método de consumo.

El CBD podría ayudarte con los efectos de la resaca

THC y CBD

Ambos son cannabinoides, por cierto, los más conocidos de la planta. Sus efectos tienen relación con los receptores del cerebro, sistema nervioso y el inmunológico.

  • THC. Hará que te sientas drogado, pues su principal compuesto químico es psicoactivo. Para ello, debe pasar por el proceso de descarboxilación, mediante la aplicación de calor, fumar, vapear o cocinar la hierba.
  • CBD. Ayuda a calmar síntomas de ansiedad, inflamación y dolor.

Cocinar con cannabis puede ser una de las mejores decisiones que tomes. Sólo asegúrate de usar la indicada para que tu receta preferida siga siendo exitosa.

Cannabis, sexo y horóscopo… ¡el mejor trío!

Tags:
Previous Post

Fumar hierba y conducir, ¿sí o no?

Next Post

7 mentiras sobre el consumo de hierba

Next Post

7 mentiras sobre el consumo de hierba