Qué pasa en tu hígado cuando usas comestibles

¿Te has preguntado alguna vez por qué los efectos de fumar y comer cannabis son diferentes? Así es como el hígado cambia tu estado de high cuando usas comestibles.

Los comestibles con infusión de cannabis pueden ser los productos más fuertes que existen.

Pero ¿qué los hace más poderosos que un toque? Esta respuesta radica en cómo se descomponen los comestibles de cannabis en el cuerpo. Para que un comestible funcione, tiene que pasar por el órgano que tu cuerpo usa para desintoxicarte, el hígado. Esto es lo que pasa en tu hígado cuando comes algo con weed.

CBD Cocktail, el restaurante neoyorquino que es sensación

Comer cannabis vs fumar cannabis


El cannabis afecta tu cuerpo de manera diferente dependiendo de cómo lo consumes. Cuando se inhala, el humo o vapor de la hierba ingresa a tus pulmones y se lleva a tu torrente sanguíneo. Enseguida tiene acceso a tu cerebro, donde se producen los efectos psicoactivos.

Algo diferente sucede cuando comes productos con infusión de cannabis. Antes de que los efectos psicoactivos entren en acción, la comida pasa por todo tu sistema digestivo. Como resultado entras en high y toma mucho más tiempo activarse. Cosa que no pasa con la inhalación que dura máximo de 10 a 30 minutos en activarse. El high por comestible dura entre 4 a 6 horas.

concentrados vs extractos de hierba

La biodisponibilidad también cambia

El THC y otros cannabinoides son más biodisponibles con el cannabis inhalado. La biodisponibilidad mide la capacidad del cuerpo para usar THC. Con la inhalación, la biodisponibilidad de THC es entre 2 y 56 por ciento.

La variación proviene de las diferencias en la profundidad de la inhalación, la retención de la respiración y la duración de la inhalación. Para el cannabis comestible, la biodisponibilidad del THC se reduce del 10 al 20 por ciento.

¿Qué sucede en el hígado cuando comes comestibles?


Quizás te preguntes: si el THC oral es menos biodisponible, ¿por qué los comestibles son tan fuertes? A diferencia del cannabis inhalado, el hígado procesa el cannabis oral antes de que produzca efectos psicoactivos. En el hígado, el THC se descompone en un metabolito más pequeño llamado 11-hidroxi-THC.

Por cierto, el 11-hidroxi-THC en realidad puede estar más biodisponible que el THC. La teoría dice que una vez liberado en el torrente sanguíneo, el 11-hidroxi-THC cruza más fácilmente lo que se conoce como la barrera hematoencefálica. La barrera hematoencefálica es una membrana de células que forma un filtro selectivo adicional para la sangre que pasa al cerebro.

En la década de 1970, los investigadores trataron a 20 voluntarios varones con THC u 11-hidroxi-THC. Los investigadores observaron que si bien ambos compuestos producían efectos psicoactivos similares, el 11-hidroxi-THC se activó más rápidamente. Las estimaciones sugieren que el hígado transforma el 100% del THC oral en su metabolito más potente.

El «efecto de primer paso»

Hay algunas circunstancias en las que puedes no sentir mucho efecto de un comestible. Después de consumir cannabis comestible, el hígado realiza un metabolismo de primer paso. Aquí, a veces, muchos pacientes y entusiastas del cannabis experimentan algunos problemas. Porque su hígado puede ser tan bueno para descomponer compuestos extraños que descompone demasiado el THC en el comestible para producir un efecto.

A menudo denominado «efecto de primer paso», el metabolismo inicial del hígado puede significar que los efectos de los comestibles no funcionarán. Para resolver esto, comer una comida antes de lo comestible puede ayudarte.

Cuando la hierba te enferma ¿pasa?


Tags:
Next Post

Preocupada de que el CBD aparezca en prueba de drogas… lee esto