¿Qué pasa con la hierba y la esquizofrenia?

No es raro que los aficionados a la hierba la vean como la panacea a todos los problemas y dolencias tanto físicos como mentales. Sin embargo no hay que olvidar que cada organismo es diferentes. Si bien la hierba tiene una naturaleza médica poderosa es importante recordar que la esquizofrenia no es una enfermedad que se lleve bien con el THC.

Existe una correlación entre el consumo de hierba y la psicosis

A menudo es una paradoja, las tendencias a la esquizofrenia se asocian con un mayor consumo de cannabis pero no está claro qué surgió primero. No se puede asegurar que consumir cannabis te lleve a la esquizofrenia. Hacen falta muchas más investigaciones ya que las investigaciones actuales tienen resultados bastante limitados.

¿El consumo de cannabis como alivio de la esquizofrenia?

De forma similar a las personas que sufren depresión y ansiedad, las personas con esquizofrenia se automedican con hierba. Lo que buscan es un respiro de sus pensamientos obsesivos. De hecho algunas personas no saben que tienen esquizofrenia y consumen hierba pata mejorar su estado de ánimo, lo que claramente siempre es un beneficio, uno que a menudo es inalcanzable cuando se trata de este tipo de afecciones mentales.

Por muy simple que suene, la hierba tiene diferentes efectos en ciertos escenarios. Cuando los pacientes se encuentran en un buen estado mental, la hierba puede ser un excelente calmante.

[1] De hecho, se ha descubierto que el CBD «normaliza» el cerebro de las personas con psicosis, por lo que es más probable que quienes padecen esquizofrenia se automediquen con cannabis. Esto podría revelar en parte que el vínculo entre el consumo de cannabis y la esquizofrenia es más correlacional que causal.

¿El consumo de cannabis causa esquizofrenia?

El cannabis no es la raíz de la esquizofrenia, es decir no puede causarlo pero sí alimentarlo. Actúa como un catalizador. Sabemos que la esquizofrenia tiene una predisposición genética, suele estar indicada por antecedentes familiares de los mismo o problemas mentales parcidos.

Ahora bien si las personas propensas a tales condiciones se involucran con el consumo de cannabis, especialmente durante la adolescencia podrían tener la receta perfecta para el desastre.

Pero aguas, el consumo de cannabis y de otras sustancias como el alcohol o drogas pueden ser una manifestación de alteraciones de la mente.

Finalmente el THC no es amigo de las personas con esquizofrenia, ya que puede ser responsable de episodias psicóticos. Observar la raíz neurológica del consumo de hierba y la esquizofrenia por separado podría dar una luz adicional sobre su relación y sobre su posible volatilidad.

“Nuestra investigación demuestra que el cannabis tiene un riesgo diferencial en individuos susceptibles versus no susceptibles. Es decir, los jóvenes con susceptibilidad genética a la esquizofrenia, los que tienen trastornos psiquiátricos en sus familias, deben tener en cuenta que están jugando con fuego si fuman marihuana durante la adolescencia ”, explica el Dr. Barzilay, niño y adolescente. psiquiatra en la Escuela de Medicina Sackler de TAU.

Tags:
Previous Post

Las mejores cepas para concentrarte

Next Post

CBD: endometriosis ¿Funciona?

Next Post

CBD: endometriosis ¿Funciona?