Cómo calcular la dosis perfecta para comestibles con hierba

Los comestibles son una vía de consumo muy popular, sin embargo muchas personas tenemos historias del terror con ellos. La horripilante pálida o el vómito, puede ser de las peores cosas que te pueden pasar por pasarte de la raya. 

¿Cómo poder acertar en la dosificación de los comestibles cannábicos sin morir en el intento?

Algo demasiado rico puede acabar siendo tu peor pesadilla, literal… Por eso hoy te voy a dar algunos tips para que puedas dosificar. Pues cuando no vives en lugares donde ya tienen controladas las dosis puede ser bastante complicado. Si tienes la suerte de tener una etiqueta en tu producto, comprueba cuántos miligramos o dosis por porción contiene tu alimento. Te recomiendo comenzar por un cuarto de dosis o menos si eres primerizo. Espera unos 30 minutos y ve cómo reacciona tu cuerpo. Si no tienes una reacción como la que esperabas puedes volver a tomar la misma dosis o duplicarla. Ve con cuidado, a veces sin querer nos pasamos y acabamos teniendo la peor pálida de nuestra existencia. 

Yo fumo hierba, pero él no, ¿eso podría afectar nuestra intimidad?

Nota** no olvides que los comestibles pegan después de unos 30 o 40 minutos. Se muy paciente, este es todo un proceso. 

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando ingieres un comestible? 

El THC y los demás cannabinoides se incorporan en el flujo sanguíneo a través de los pulmones cuando fumas o vapeas. Esto es excelente porque si sientes una pasada demasiado fuerte, puedes dejar de lado el porro. No obstante cuando ingieres un comestible todos estos cannabinoides entran a través de tu aparato digestivo tu  cuerpo puede tardar unos 45 minutos o 1 hora en digerir un alimento cannábico y hasta entonces no sentirás sus efectos.Esto tiene un filo peligroso porque si consumes de más vas a tener un viaje prolongado o también puede que te de una pálida tremenda. Al consumir de poco en poco los comestibles te aseguras de no excederte.

 Shampoos y acondicionadores de CBD ¿funcionan?

¿Cómo dosificar los comestibles caseros?

Es un proceso complicado pero no imposible. La dosificación variará de acuerdo a la cepa. Las cepas actuales pueden contener entre un 10 y más de un 20% de THC. Intenta informarte siempre de la variedad que estás usando y su perfil de cannabinoides concreto. La mayor parte de esta información está disponible en internet. Si vives en un país donde puedes comprar cannabis legalmente, la tienda donde lo has adquirido te podrá dar la información exacta sobre el perfil de cannabinoides de tu hierba. Pero si no es así es mejor suponer que tiene un aprox de 25 % de THC. Es decir que cada gr de hierba tendra un aprox de 150 mg de THC. Agarra la cantidad de hierba picada que necesitas para tu receta y dividela en el número de raciones que vas a preparar. 

Ejemplo en la mantequilla

Requieres 500 gramos de mantequilla y 20 gramos de hierba (15% de THC), básicamente estás elaborando 500 gramos de mantequilla con un contenido total de THC de 3000 mg (20 gramos x 150 mg). En este caso, cada gramo de mantequilla contendrá aproximadamente 6 mg de THC.

Tags:
Next Post

Cómo disimular que te pusiste demasiado high