Aprende a hacer pomada de cannabis

Es bien sabido que el cannabis tiene una gran cantidad de propiedades y si llegaste a esta receta es porque quieres hacer buen uso de ella. Una forma de aprovechar tu auto cultivo es hacer pomada de cannabis, veamos cómo la puedes hacer en casa.

¿Para que sirve?

La puedes usar para aliviar tanto dolores musculares o articulares, como para tratar dermatitis, eccemas o psoriasis. Es realmente efectiva, basta preguntar a aquellos que la han probado, de hecho podrías preguntarle a tu abuelita. Es un excelente remedio.

¿Qué necesitas?

Evidentemente algo de hierba, de preferencia una variedad índica o una que tenga un alto contenido de CBD. Aunque si tienes una planta con buena cantidad de THC también te sirve. Pero calma esto no quiere decir que te vayas a colocar con la pomada, aunque el THC es el culpable de la euforia y todo el espectro del high este no te pegara. También puedes usar las hojas de tu hierba, pero si buscas efectividad, la flor es lo que necesitas.

https://maria.global/cbdpuedo-viajar-con-aceite-de-cbd-en-un-avion/

Ingredientes de la pomada de cannabis

  • Hierba (50 gramos)
  • Cera de abeja (100 gramos)
  • Aceite de oliva (500 ml)
  • Aceites esenciales (5 ml)
  • Agua (1000 ml)

Recuerda que mientras mejores sean los ingredientes, mejores serán los efectos de la pomada, así que no escatimes en gastos a la hora de comprar un buen aceite de oliva, un gran tip es que el agua desmineralizada es mucho mejor.

esta preparación va a baño maría, así que te tengo dos sugerencias .La primera es que tengas a la mano alcohol y un trapo viejito, porque puede que caigan algunas gotitas de pomada pegajosa en la estufa y pues vas a tener que limpiarla. La otra es que te reserves tiempo porque esto requiere algo de paciencia.

  • Empecemos por poner abaño maría el litro de agua y el litro de aceite de oliva.
  • Tritura tu hierba ayudará a que toda la resina se disuelva antes en el aceite. Una vez triturada incorpórala a la mezcla.
  • Ten cuidado con el fuego, no tiene que hervir.
  • La campana de extracción a tope y el fuego sin que hierva, deberían pasar al menos unas 5 horas hasta que tengamos el primer paso. Remueve bien la mezcla suavemente. AH sí el olor molesto es algo super normal.
  • Pasadas las 5 horas apaga el el fuego, coge un bol y un colador y colamos nuestro aceite de hierba. Espera que se enfríe antes de meterlo a la nevera.
  • Al otro día veras dos capas bien diferenciadas, abajo el agua e impurezas pequeñas y arriba el aceite solidificado.
  • No le hagas caso al agua, solo retira el aceite verdoso.
  • Pásalo a una cacerola caliente y la calientas a fuego super lento.
  • añade la cera de abeja en trozos para facilitar la disolución y cuando esté completamente desecha, retira del fuego. Espera que se temple tantito y añade los aceites esenciales. Una cucharadita es suficientte.
  • Usando un filtro de café, colamos por última vez para eliminar cualquier mínimo residuo que puede haber y metemos nuestra pomada aún líquida en botecitos de cristal. Una vez haya enfriado, nuestra pomada de cannabis tendrá la consistencia típica de cualquier pomada y ya la podremos usar donde deseemos. Si la guardas en un lugar fresco y oscuro, puede durar más de un año sin ningún problema.

Efectivamente es un proceso tardado, así que ármate de paciencia.

https://maria.global/el-thc-es-afrodisiaco-cierto-o-falso/

Tags:
Previous Post

Qué es la anandamida

Next Post

El cannabis ¿se lleva con los anticonceptivos?

Next Post

El cannabis ¿se lleva con los anticonceptivos?