5 formas de calmar ‘La pálida’ de cannabis

Paranoia, mareos, sed extrema, dolor de cabeza, ansiedad y/o dificultad para ver y pensar con claridad son algunos de los síntomas que puedes experimentar si a ti o a alguno de tus conocidos les da La pálida.


Ya sea que la hayas comido, fumado o inhalado, hay veces que puedes pasarte de la dosis cannábica adecuada para ti y terminar muy poco funcional.  Esto depende de distintos factores como tu metabolismo, la frecuencia con la que consumes, el tipo de hierba, el ambiente en el que te encuentras, la cantidad ingerida, entre otras razones. Pero tranqui, una sobredosis de cannabis jamás ha causado la muerte ni nada grave de qué alarmarse.

Acá te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte en caso de que necesites bajar un poco la intensidad del THC en tu cerebro.

1. Recuéstate y respira profundamente.

Busca un lugar tranquilo y silencioso donde puedas recostarte con tu cabeza viendo hacia algún punto fijo. Inhala y exhala varias veces y repite mentalmente: “todo está bien, pronto pasará”.

Muchas veces la pálida te da por preocupaciones o miedos que traías desde antes de consumir cannabis. Y con una dosis muy alta, lo único que pasa es que tus pensamientos se hacen demasiado presentes. Por eso, necesitas despejarte, volver al aquí y al ahora.

Recuerda siempre que tú eres quien controla tu mente.

2. Hidrátate y/o come algo ligero.

El agua siempre va a ser bien recibida en tu cuerpo, no importa la hora ni el lugar. Aunque un jugo natural también puede funcionar. Es importante que evites todas aquellas bebidas que contengan cafeína, taurina o alcohol. Ya que el THC puede activarse aún más con este tipo de sustancias.

Las frutas, nueces o algunas rebanadas de queso pueden también ayudarte a “volver a tu cuerpo” rápidamente.

Hachís y hierba: qué los hace diferentes

3. Mastica o huele pimienta negra

Si lo que te da es un ataque de ansiedad o paranoia, corre a la cocina y toma un poco de pimienta negra. Si es molida huélela, si está completa mastica 2 o 3 granos. El alivio será inmediato, ya que la pimienta contiene ciertos elementos [como los terpenos] que al hacer sinergia con el THC y CBD, se crea un efecto tranquilizante como el que se consigue con la aromaterapia.

4. Busca algo en qué distraerte aleja la pálida

Enfocarte en una actividad en específico ayuda mucho a despejar la mente. Ya sea que mires algunos episodios de una caricatura chistosa, juegues un videojuego, colorees, escuches tu álbum favorito o que inicies una buena charla con tus amigos (que seguro están ahí cuidándote), intenta llevar tu atención a algo que disfrutes plenamente.

Así tus emociones positivas se harán presentes y volverás a estar en un estado mental equilibrado.

Prefiero fumar hierba a diario que tomar alcohol, que es super toxico.

5. Toma una ducha caliente.

Si es que te encuentras en casa o en la de un amigx, toma un baño para que el exceso de cannabis salga por tus poros. Además, al ser una actividad placentera y refrescante, tu cerebro se relajará y tranquilizará más fácilmente.

Nunca dejes que la presión social sea un factor para abusar de tu consumo.  Identifica cuál es la dosis más adecuada para ti, así como la manera en que mejor te va consumirla: comida, fumada, untada o inhalada.

Tags:
Previous Post

Efectos de las gomitas con CBD

Next Post

Arte psicodélico que disfrutarás doblemente si fumas hierba

Next Post

Arte psicodélico que disfrutarás doblemente si fumas hierba